Veterinaria y Consultoria Forense Curru Leuvu Rivadavia 562- TE: 02920-431274 -Viedma-Rio Negro - Opinion y Sociedad
   
BIENVENIDOS A VETERINARIA CURRU LEUVU
  INICIO
  Informacion a nuestros clientes
  Consultoria Forense Veterinaria
  ANIMALES PERDIDOS
  Contacto
  PRODUCTOS OFRECIDOS
  Mascotas en venta o adopción
  Ofertas y Promociones
  Galería de imagenes
  DENGUE
  Gripe Porcina
  Prevencion de la Influenza A
  Consejos practicos para su mascota
  ALERTAS SANITARIOS
  SECCION DE GRANDES ANIMALES
  SECCION ANIMALES DE COMPAÑÍA
  ANALISIS DE TRIQUINOSIS
  BROMATOLOGIA Y TECNOLOGIA DE LOS ALIMENTOS
  Opinion y Sociedad
  NEWSLETTER (suscribirse)
  COCINA DE CHACRA:micros de la veterinaria.
  Compre o venda de todo...
  Produccion de Avellanas
  Libro de visitantes
  sitios de interes
  Veterinaria Curru Leuvu

 
 
 
Y COMO PASAN LOS AÑOS…

 

La crisis, llegó hace mucho tiempo a todos los estamentos de nuestra sociedad.

La sociedad a nivel mundial cambió espectacularmente en pocas décadas, aunque no siempre para bien…

Nuestro país, luego de muchos años de sojuzgamiento se plegó a este cambio, inevitable e impostergable.

Pasamos de ATC al cable y mas tarde al sistema satelital, de los vetustos y morrudos teléfonos con “ruedita de marcado y sistema de pulsos” (negros por lo común) de ENTEL a celulares 3G, de abundantes melenas a lo “Jackson´s five” a pelos tan cortos que muchas veces son inexistentes, al mejor estilo Luca Prodan.

Pasamos de los pantalones “pata de elefante” a las coloridas calzas (¡gracias a Dios!) de torneadas señoritas que muestran todo y no dan nada. Pasamos de la Commodore64 a las notebook  de última generación, tan pequeñas que hasta me parece increíble, poder en estos momentos estar escribiendo esto en dicho aparatejo…

Pasamos de Adriana Brosky, mostrándonos su anatomía agraciada (al menos en aquella época…) en toda la pantalla de la tele, con una voz de fondo diciendo: ¡Que bien se TV!, y jugando aquel recordado “picadito” de bellezas, a las pantallas de plasma y vaya a saber que mas.

Pasamos de los Bee Gees, John Lennon, Bob Dylan, Los Rolling Stone, The Animal, a los pibes chorros, mala yerba, el polaquito, hasta las manos…

Pasamos de tener unas Madres de Plaza de Mayo, que fueron ejemplo de lucha a nivel mundial, a no tener explicación por los varios millones de pesos “cedidos” por el gobierno y aun así estar en rojo en el Banco Nación, y tener muchos “descubiertos y rechazos de cheques” dando como única explicación posible, insultos, además del patoterismo de sus tropas…

Pasamos de la “Colimba”  de los 21 a los 18 y luego su desaparición, a los “nenes” de 12, 13, 15 años “enfierrados y empastillados”, que te matan para darse “chapa” e ir escalando jerarquías en su ambiente.

Pasamos de políticos del calibre moral de Lisandro De La Torre e Illía, a nuestros políticos actuales.

Pasamos de policías honestos y decentes que eran respetados por la sociedad (y aqui mi memoria vuela hacia la figura de mi padre...verdadero ejemplo para mi y mi familia en cuanto a honestidad y decencia se refiere...),a coimeros y escasamente profesionales insultados hasta por nenes de 5 años.

Nuestra escuela tampoco se quedó atrás en estos cambios.

Pasamos de blazer azul y pantalón gris, a bermudas y ojotas. De revisar que no hubiese rastros de barba en la cara de los alumnos(o por lo menos pelusa…) a controlar de reojo que al transitar por los pasillos de cualquier colegio del país, el docente, directivo, preceptor o personal de maestranza, no reciban un sillazo, piedrazo, o algo peor… por la cabeza.

Pasamos de ser “el faro de la educación” en América Latina, a ser una lamparita de bajo consumo, y encima…made in Taiwán.

Pasamos de estudiar historia, matemáticas, física, química, filosofía, psicología, idiomas, geografía, a preguntarles a los alumnos que es lo que quieren hacer…por que… no hay que ser castrador…vio?

Pasamos de formar Favaloros, Materas, Milsteins, a inventar fracaso tras fracaso que va dejando generaciones enteras en la peor ignorancia posible (todo muy funcional al sistema que dicen combatir).

Pasamos de enseñar a contener individuos. La formación académica, despectivamente llamada “academicista”, fue reemplazada por el “pedagogismo”  ideológicamente tendencioso.

Pasamos de maestros y profesores que despertaban admiración y respeto en sus alumnos, a  meros trabajadores que mas allá de sus derechos, utilizan a los chicos como rehenes para sus “logros sindicales”.

Ser abanderado dejó de ser la culminación de 4 años de esfuerzo y estudio, para ser una votación estudiantil (para que sea mas democrático vio?)

Pasamos de premiar el esfuerzo y trabajo de los alumnos a  ponerlos a todos en la misma bolsa con “aprobaciones colectivas y en masa”  total… ¿es importante que sepan como funciona el cuerpo humano, que sepan sumar y restar, o que sepan expresarse como representantes de la especie humana y no como Tarzán en sus peores días de gripe?

Basta con mirar los resultados de cada reforma, modificación, transformación o del modo que quieran llamar a los distintos intentos y desaciertos que ha venido sufriendo nuestro sistema educativo, para comprobar la inutilidad de los mismos- y para esto no precisamos ser Pedagogos especializados-

Basta evaluar el paupérrimo rendimiento académico del alumnado- no solo del nivel inicial, sino también del nivel medio y del nivel universitario- para darnos cuenta que no podemos seguir experimentando con la educación, en un mundo que más que nunca, exige  personas altamente capacitadas para poder sobrevivir.

Pasamos de padres preocupados por las calificaciones de sus hijos a padres que ni siquiera concurren a las escuelas a retirar los boletines de calificaciones (hoy por hoy considerados mala palabra).

En definitiva, nuestro país, se ha transformado en una gran probeta de ensayo, en la que vamos, año tras año, mezclando distintas cosas, para ver que es lo que sale.

Se perdió la costumbre de consultar y escuchar a los que saben, porque esto sin duda es muy autoritario y represivo, lo cual resulta intolerable en una sociedad tan democrática y liberal como la nuestra, a pesar que pasamos por un tiempo que no se caracteriza precisamente por lo democrático y tolerante.

Quizás deberíamos replantearnos como sociedad (al menos los que no nos vemos beneficiados con esta sistemática destrucción de todo tipo de valores, como la educación, la salud, la justicia) que es lo que queremos, que es lo que podemos hacer, que es lo que debemos hacer, por nuestro país.

No basta gritar a los cuatro vientos cuan democráticos somos, al hacer de la permisividad, nuestra bandera.

Tampoco debemos pensar que el que no opina como nosotros, es nuestro enemigo. Esto, los que pasamos los cuarenta, ya lo vivimos, de un lado y del otro, y si hacemos un poco de memoria, coincidiremos que no lo queremos de nuevo. Pero para eso, debemos necesariamente, seguir el ejemplo de nuestros vecinos del MERCOSUR, y sin olvidar el pasado, proyectarnos hacia el futuro.

No podemos quedarnos en el pasado recurriendo permanentemente a él, por que eso es demasiado lesivo para nuestra sociedad.

Recordemos la historia, para no cometer los mismos errores, pero vivamos el presente y construyamos el futuro.

Empecemos a convivir en armonía, en una sociedad que se cae a pedazos, infectada de odios, rencores, envidias, e intereses personales.

Aislemos a los violentos per se y a los que generan violencia para su propio beneficio. No permitamos que nos sigan robando nuestras esperanzas y nuestro futuro.

Si bien, los tiempos son cada vez mas cortos, aún podemos frenar esta locura y ubicar a nuestra sociedad y nuestro país en el lugar que le corresponde en el mundo, porque tenemos con que, tenemos el recurso humano, tenemos la fuerza de este pueblo que históricamente dio pruebas de ella.

Los que estamos relacionados con la educación, de una u otra forma, tenemos la obligación de hacer algo.

 

 

 

 

 

Guillermo Beltrán

 

Veterinario

Docente Nivel Medio



Violencia juvenil, retrato de una sociedad en crisis

Por Marta Dávila

(La autora es psicóloga y psicoanalista Miembro Titular en Función Didáctica de la Asociación Psicoanalítica Argentina. Especialista en niños y adolescentes.)

 

Parecería que muchos de nuestros jóvenes se guían por el "todo vale", exponiéndose a conductas de riesgo donde la acción prima sobre el pensamiento.

Pasan de la euforia extrema y el movimiento imparable a estados de aburrimiento en los que nada les interesa. Se advierten comportamientos inadecuados y violentos, que evidencian una franca confusión de roles y desequilibrio entre la edad biológica y la psicosocial. Mantienen una actitud de hostilidad y hasta de crueldad que explota sin ideologías ni estrategias y los lleva a abrir numerosos interrogantes sobre su futuro.

En definitiva, este es el retrato de una sociedad en crisis, ante la cual también nos preguntamos sobre su devenir.

¿Qué pasa cuando la transmisión de un sistema de valores, creencias e ideales está rota o agrietada porque no se encuentran soportes familiares con un sólido arraigo como para formar las bases de un próximo andamiaje? En una sociedad caracterizada por la pérdida de valores tradicionales, la ambigüedad, el consumismo exagerado y el pensamiento light , las pautas indispensables para la convivencia se han fragilizado. Aquello que debería ser una transmisión lógica y articulada, aparece quebrada, desanudada, con eslabones ausentes.

¿Qué ocurre cuando hay pérdidas familiares tempranas, fallas o desestructuración del grupo y, aun frente a la situación casi cotidiana de ausencia de los padres por exigencias laborales, quedan los niños muchas veces solos durante horas frente al televisor o Internet?

Modelos de identificación. Las funciones propias de los padres han perdido claridad y dejaron como saldo patrones indefinidos con atribuciones imprecisas.

Si en el momento de la adolescencia, cuando la persona necesita mucho de figuras de identificación que lo acompañen y sostengan, los padres continúan ausentes, sin poner los límites necesarios ni marcar pautas de conducta y convivencia, queda irremisiblemente perdida la capacidad de reflexión del joven, que ya no va ir a la búsqueda de un verdadero "encuentro" empático con los adultos que puedan ayudarlo a reconocer sus propias limitaciones.

Se ha pasado de la familia patriarcal, autoritaria y dominante, a un estilo demasiado permisivo, en los que se confundió libertad con dejar hacer, sin imprimir límites necesarios. Cuando los padres están inseguros, no advierten que se puede ser firme sin ser severo, y flexible sin ser impreciso.

Frente a lo intolerable del dolor por la falta del elemento sostén, el chico aparece desarrollando patologías relacionadas con los ataques de pánico y también fuertes sentimientos de odio, donde el síntoma fundamental es la violencia, que se expresa en forma de tormento hacia sí mismo o hacia los otros, resentimiento y remordimiento.

Para negar el dolor por el abandono, el adolescente acude a defensas evitativas, mecanismos que ayudan a que se sostenga la idea de que todo es posible y que no es necesario el límite en la acción. Alcoholismo, drogadicción y violencia sin fin son algunos de los gritos de demanda que provendrán de la exclusión y que señalan, mediante estas escenas, la alta conflictiva familiar y social, y el no-lugar.

En este punto, los educadores, figuras paternas sustitutas, pueden servir de auxilio como modelos de identificación, comprender o poner límites necesarios, cosa que no siempre ocurre, puesto que estos muchas veces se sienten amedrentados y arrasados por la violencia del joven, que a su vez ha sido víctima de la deprivación afectiva o ambiental.

Como vemos, la violencia no es privativa de un sexo, aunque varones y mujeres la expresan de diferente manera: en los chicos es más desembozada, van directamente al hecho, a la acción, mientras que las chicas son más escondedoras.

En este tironeo entre pulsión de vida y de muerte, los programas televisivos, juegos en red y algunos sitios de Internet refuerzan la característica violenta de descarga. Ante la falta de modelos tradicionales, los jóvenes encuentran en los noticieros y personajes televisivos sus propios modelos. El efecto contagio y la dificultad de encontrar docentes que le sirvan de referente y sostén interior, hacen que trasladen la agresión e inseguridad, también al ámbito escolar.

Así se presenta la tragedia juvenil: en un mundo sin adultos, sin reflexión y sin códigos éticos que está arraigándose día a día en la sociedad.

¿Que nos pasa a los argentinos?
  sumo interés

Le vamos a contar algo muy llamativo que está sucediendo en Argentina desde hace varios años... En el final de este comentario introductorio, daremos a conocer una cifra que se desprende de esta historia que a más de uno va a dejar helado... Se trata de un tema poco difundido en los medios masivos.
En realidad, es más probable que aparezca en el National Geographic que en nuestra TV abierta... Sin embargo, insistimos, al final, llegaremos a un número que nos dejará atónitos.
Por estos días, la prensa argentina e internacional se ocupa extensamente de lo que está ocurriendo en Punta Tombo, Chubut , donde miles y miles de pingüinos llegan hasta esas playas cercanas a la Península de Valdez...
Los llamados pájaros bobos son la atracción para visitantes argentinos y extranjeros. ..
De todas formas, desde hace ya varias temporadas a estas pequeñas criaturas de 50 cm de alto les surgió una 'competencia' que está alterando el mapa de las aves patagónicas.. .
Los albatros y las gaviotas se han multiplicado de tal forma en esa geografía nacional que algunos biólogos del CENPAT (Centro de Estudios del Medio Ambiente Patagónico) están estudiando de dónde proviene semejante cantidad de ejemplares alados...
A lo largo de todo el gigantesco golfo San Jorge y en localidades pesqueras aledañas de Chubut y Santa Cruz , los habitantes del lugar ven el cielo oscurecerse cuando las bandadas terminan literalmente tapando al astro rey....
¿De dónde salieron?
¿Por qué son tantos?, se preguntan... Usted, con razón, también se puede preguntar: ¿y esto que tiene que ver con nuestra realidad? Ya llegamos, esté atento a la cifra que le vamos a revelar...
Estos gigantes del aire despegan hacia el mar en busca de comida... Los científicos dicen que cada día encuentran más comida, por eso se reproducen tanto, por eso son cien veces más que en los cercanos años noventa... cien veces más.
Resulta que tanto los albatros como las gaviotas encuentran cientos de toneladas de peces muertos muy cerca de la costa.. ¿Es la contaminación?
¿Es un fenómeno natural? No, es simplemente Argentina ..
El secretario de agricultura, ganadería y pesca de la Nación , tuvo una desastrosa idea: retirar los inspectores que iban a bordo de los pesqueros y los fresqueros que buscaban langostinos, cambiándolos por meros 'observadores' , con un casi nulo poder de policía...
Este hecho coincidió casualmente (o no tanto) con otras dos situaciones desgraciadas. ..
1. La Comunidad Económica Europea expulsó de sus mares a los
buques congeladores que eran altamente depredadores. ... Ante la imposibilidad de trabajar en el viejo continente, las grandes empresas españolas emigraron hacia Argentina , donde la depredación es una palabra desconocida, casi sin uso.
2. Las autoridades provinciales de Santa Cruz y Chubut en los noventa completaron el círculo permitiendo a las naves factorías foráneas a tirar (sí, a tirar por la borda) aquel pescado que no les conviniera.. .
Desde entonces, los buques que buscan langostinos sólo se interesan por esta especie, que cuesta en el mercado internacional 18 dólares el kilo… Escuchó bien, casi 60 pesos el kilo....
Por ello, arrojan al mar la merluza, el cazón, el abadejo, las rayas y hasta el salmón que caen en sus redes.
Como la merluza es un predador del langostino, ejemplares de muchísimo kilaje quedan atrapados, son llevados a la cubierta y luego arrojados al mar...
Como estos peces viven a 80 o 90 metros bajo la superficie, una vez subidos al barco mueren por una normal diferencia de presión...
Aunque sean devueltos al océano, ya están muertos. ¿Quién se los come?
Acertó...los albatros y las gaviotas....
¿Sabe cuántas toneladas de merluza tira al mar cada uno de estos barcos de 40 o 50 metros de eslora? 10 toneladas diarias... 10.000 kilos... Siga sumando con nosotros...
10.000 kilos por día, sólo de merluza (no estamos contando centolla, ni abadejo, ni cazón, ni salmón, ni nada de eso) hay que multiplicarlos por la cantidad de barcos que salen a buscar langostinos. ..
¿Sabe cuántos son, cada día, sólo en esa zona? Nunca menos de cien... Multiplique, cien barcos, que tiran diez mil kilos de merluza, son un millón de kilos de pescado arrojados al mar cada vez que sale el sol....
¿Sabe cuántos argentinos podrían comer estos manjares gratis cada día? Un millón de compatriotas, que dejarían de tener hambre, porque un kilo de excelente pescado es un regalo de los dioses...
¿Sabe cuál es el país que tiene la mejor educación y la tecnología más avanzada del mundo? ¿Sabe cuál es la base de la comida nipona? No es el arroz, como nos hacen creer....es el pescado.
¿Hace falta detallar las virtudes que les traería a nuestros chicos alimentar sus cerebros con fósforo de nuestros mejores ejemplares marinos?
Estos números que causan vergüenza fueron denunciados una y otra vez por los marineros no nucleados en el SOMU.Han pedido que terminen con esta depredación del recurso y que alimenten a la gente pobre, que también existe en el sur de nuestro país.
¿Saben cuál fue la respuesta de los dueños de las pesqueras españolas?
Tratan de no contratar personal de a bordo argentino, optando por peruanos y bolivianos que no se quejan de la depredación, porque, total, la plataforma continental no la sienten como propia.
¿Saben qué contestan los políticos argentinos? Les bajan los impuestos a las ganancias para que ganen más y no sigan protestando Hace pocas semanas, los marineros opositores se rebelaron y quemaron varias plantas de procesamiento en Puerto Deseado.
Uno de los pedidos, además del salarial, era que dejen de tirar pescados muertos al mar.
Los científicos extranjeros que analizan la multiplicación n de gaviotas y albatros señalan con resignación: 'La causa de semejante mutación en la población de aves no es otra que la enorme riqueza de los argentinos, casi tan grande como su propia estupidez.
Por Alicia Jardel
Profesora
Colaboradora de Investigación Bélgica

Carreras de galgos: ¿Deporte o explotación animal?
Las carreras de galgos derivaron de lo que originalmente fue la caza con galgos. La férrea determinación de los galgos para capturar la liebre, la impresionante velocidad de la persecución y la agilidad de la liebre causaron la fascinación de la gente desde los inicios de ese tipo de cacería.
Dada tal fascinación, es comprensible y lógico que ese estilo de caza haya dado origen a las carreras de galgos, actividad considerada como deporte por algunos y como explotación animal por otros.
La evolución de la caza con galgos dio lugar a diferentes formas de carreras de galgos en la actualidad. Las más conocidas son las carreras de galgos con liebre electrónica, que se corren en canódromos similares a los hipódromos y en los que varios perros persiguen un señuelo artificial. Es la típica imagen d carreras de galgos que aparece en series de televisión, películas de Hollywood y dibujos animados.
Otro tipo de carreras de galgos es aquél en que dos perros corren detrás de una liebre real y son calificados por jueces que observan la persecución. Esta actividad, aunque también se conoce como carrera, corresponde más precisamente a la caza deportiva con galgos y por tanto no es considerada en este artículo.
En este artículo encontrarás algunos aspectos técnicos y éticos sobre las carreras de galgos que se corren en canódromos con liebre electrónica. Aunque estas carreras podrían llevarse a cabo con cualquiera de las razas de galgos, lo más común es que se realicen con los greyhound, porque son los más rápidos. Por tanto, las carreras son más vistosas y emocionantes.
La vida del galgo de carreras
La gran mayoría de los galgos de carreras son criados por una industria millonaria que busca producir campeones. Aquellos perros que no tienen potencial para correr suelen ser abandonados, eliminados, vendidos a precios muy bajos o, si tienen suerte, entregados a sociedades protectoras de animales.
En cambio, aquellos galgos que demuestran buenas cualidades para las carreras llevan una vida de intensos entrenamientos y largos descansos en caniles. No son perros de compañía y, durante su vida útil para las carreras, no son tratados como perros mascota. Los galgos de carreras salen de sus caniles solamente para entrenar, competir, pasar por revisiones veterinarias y cuando es estrictamente necesario.
Estos galgos son entrenados para correr detrás de una liebre mecánica que se desplaza por el borde interno de la pista. Es evidente que los galgos disfrutan esas carreras y que no son forzados a correr, sino que corren por voluntad propia. Esto no es extraño, ya que el impulso de presa es muy fuerte en todas las razas de galgos y correr es una de las actividades que más les gustan.
Sin embargo, y a pesar que es evidente que los galgos disfrutan las carreras, durante las mismas también se pueden producir lesiones. Algunas de esas lesiones son ligeras, como estirones que sanan rápido. Pero dado que los galgos pueden alcanzar velocidades extremas, las caídas pueden tener consecuencias muy serias, pudiendo producirse esguinces, dislocaciones y fracturas. Si un galgo corriendo a toda velocidad chocara accidentalmente contra algún objeto sólido, incluso podría morir por el impacto.
El desgaste físico que hacen los galgos durante esas carreras también es muy intenso y la vida útil de estos perros es muy corta. Es sabido que el trabajo físico extremo puede causar incluso la muerte de algunos perros, especialmente cuando el ejercicio se realiza en temperaturas elevadas.
Por supuesto, eso puede ocurrir en cualquier actividad intensa que se realice con perros, pero en deportes caninos como el schutzhund o el agility, es el guía quien tiene el control último sobre la actividad en cuestión y, por tanto, puede detener a su perro si lo considera necesario. En cambio, los galgos de carreras correrán detrás de la liebre mecánica mientras ésta se mueva, aún si el ejercicio que realizan es exagerado, ya que es lo que les dicta su instinto.
Cuando los galgos de carreras finalizan su vida útil, que con frecuencia dura sólo dos años y medio (del año y medio a los cuatro años), se convierten en una carga para sus propietarios, ya que generan gastos pero no ingresos económicos. Por tanto, deben ser retirados de alguna manera que no afecte las finanzas de sus dueños. Algunos son asesinados (acción para la que suele usarse incorrectamente el término eutanasia), otros son abandonados y otros son vendidos a precios muy bajos, especialmente para vivisección y experimentos médicos. Por supuesto, algunos también son retirados en las granjas de cría, donde sirven como sementales.
Debido a la crueldad que les toca vivir a muchos galgos de carreras después de finalizar su vida útil, se han creado sociedades protectoras de animales que se encargan de adquirir esos perros y ponerlos en adopción. Lastimosamente, se estima que solamente una fracción de los galgos de carreras terminan en un hogar adoptivo.
El negocio de las carreras de galgos
Las apuestas son la razón directa por la que existen las carreras de galgos. Como están asociadas a apuestas, estas carreras mueven mucho dinero y, por tanto, también muchos aficionados.
Así como tienen muchos seguidores, las carreras de galgos también tienen muchos detractores. La causa del rechazo a esta actividad por parte de muchas personas, radica principalmente en el maltrato al que son sometidos los galgos que no son competitivos o que terminan su vida útil. Aunque este maltrato no viene directamente de la industria de las carreras de galgos, está intrínsecamente asociado a ella.
Los defensores de estas carreras dicen que los ataques a esta actividad son injustificados. Según ellos, los galgos se encuentran en excelentes condiciones porque de otra manera no podrían correr. También argumentan que los maltratos a los que se ven sometidos algunos galgos no son causados por la industria de las carreras, sino por otros sectores y por personas inescrupulosas.
Los detractores de las carreras de galgos argumentan que la vida en caniles pequeños es de por sí un maltrato hacia los animales, ya que se les corta la libertad y se les limitan los estímulos físicos y mentales tan necesarios para la salud de cualquier animal. Además, argumentan, los abandonos, muertes y uso de galgos para experimentación no se realizan en instalaciones de la industria de carreras de galgos, pero son causa directa de esta industria y no existirían (en la magnitud en que existen) si no fuera por ella.
La visión utilitaria de los perros es una razón esgrimida por los detractores más radicales, pero no es compartida por todos, ya que en ese caso también se debería rechazar el uso de perros para cualquier otra actividad, incluso los perros de compañía que son mascotas de millones de personas en el mundo.
Problemas morales y prácticos de las carreras de galgos
Más allá de los diferentes sentimientos a favor y en contra de las carreras de galgos, lo cierto es que los maltratos a los que se ven sometidos muchos galgos son reales. Esto causa complejos problemas éticos y prácticos que cada vez son más evidentes.
Para comenzar, la crianza de galgos para carreras es una crianza masiva donde se producen muchos más animales que los necesarios. En consecuencia, se aumenta la ya preocupante sobrepoblación de perros sin propietarios, y estos animales terminan abandonados, muertos o empleados para fines crueles. Y los que terminan abandonados aumentan la población de perros callejeros o semisalvajes, que constituyen problemas muy serios en algunos lugares.
Por otra parte, suelen ser crueles las formas utilizadas para deshacerse de los galgos que no son competitivos (lentos, peleadores, etc.) y de aquellos que ya no sirven ni para las carreras ni como sementales. Esto no es algo que deba tomarse a la ligera, ya que puede tener repercusiones en varios niveles, incluyendo el político. Abandonar a los perros, matar perros saludables o vender estos animales para vivisección y experimentos médicos, son soluciones que chocan con la moral y por eso son rechazadas por gran parte de la sociedad.
Si la industria de las carreras de galgos pretende mantenerse viva por muchos años más, debe cambiar radicalmente sus prácticas de cría y retiro de los animales (y muy probablemente también de mantención). De no hacerlo así, tarde o temprano desaparecerá, para alegría de sus detractores y tranquilidad de muchos perros
 
¿QUé SE ESCONDE DETRAS DE              LA  MAGIA DEL CIRCO?
Cuando la gente escucha la palabra circo, piensa en pochoclo, dulces, animales "salvajes" y diversión. Sin embargo, detrás de la magia del circo se esconde todo un mundo de sufrimiento animal. Estos animales, son obligados a participar de un show que termina afectando su salud física y mental.

El transporte puede ser una tortura

Algunos de los circos más importantes viajan durante aproximadamente 48 semanas al año, cubriendo enormes distancias. La programación de los circos está hacha para maximizar la cantidad de espectáculos, no para alivianar el sufrimiento de los animales. En verano, algunos circos viajan a zonas de altas temperaturas en busca de público, obligando a los animales a padecer calores extremos dentro de los vehículos de transporte. Lo mismo ocurre en invierno con las zonas de bajas temperaturas.

Los animales son transportados en camiones o trenes. Los tigres viajan en jaulas, tan pequeñas, que no pueden siquiera voltearse. En estas jaulas deben comer, dormir y defecar hasta llegar a destino. Por lo general, los animales no bajan de los transportes apenas llegan al lugar del espectáculo, esto es debido al tráfico vehicular, o porque han llegado más tarde o temprano de la hora señalada. En este caso, los animales son forzados a esperar dentro de los vehículos durante horas bajo condiciones extremas de temperatura.

Entrenados con miedo

Los circos obligan a los animales a realizar actos que no tienen ninguna semejanza con lo que estos animales están acostumbrados a hacer en estado salvaje. Estas actividades antinaturales van desde un tigre saltando a través de un aro en llamas a osos montando bicicletas. Los animales salen muchas veces lastimados mientras practican estos trucos, por ejemplo tigres que sufren quemaduras. Para entrenar a estos animales, con el objeto de que realicen actividades antinaturales, se necesita látigos, collares de ahorque, instrumentos para picar eléctricos, ganchos de metal y otras herramientas. Cuando vea elefantes, podrá apreciar que los empleados del circo portan una herramienta llamada ankus (vara de madera con un filoso gancho en la punta) la cual se utiliza para evitar comportamientos no deseados. El ankus, se aplica en las zonas más sensibles del elefante, como los pies, atrás de las orejas, bajo el mentón, dentro de la boca y otras zonas de la cara, además de que muchas veces se utiliza directamente para golpear al animal.

La vida de constante confinamiento y frustración que llevan estos animales, los conduce a estados neuróticos. Se puede ver en los comportamientos estereotipados, como se el balanceo de la cabeza en los elefantes y el movimiento constante de los tigres dentro de las jaulas. Estas actitudes son síntomas claros de un stress psicológico muy profundo. En estado salvaje, los elefantes viajan grandes distancias y en grupo. En los circos, salvo cuando deben actuar, pasan el día encadenados por las dos patas, lo que les imposibilita caminar. Es sabido que los elefantes forman fuertes lazos familiares, sin embargo, en los circos estas familias no existen o están separadas.

Los animales de circo no proveen una verdadera herramienta educativa para el público, ya que son forzados a realizar trucos que no harían en forma natural si estuvieran libres. Lo único que los niños ven es animales desesperanzados que realizan lo que el medio hostil y antinatural les pide.

La seguridad pública: una causa de preocupación

Tener animales en los circos es una amenaza para la seguridad pública. El hecho de que haya animales salvajes en las calles debe ser para las comunidades una causa de preocupación. Cuando los animales son transportados en trenes, deben ser conducidos al sitio donde se instalará el circo. Los animales y el tráfico están codo a codo en las calles. Además de las extremas temperaturas, deben pisar en asfalto caliente, no tienen acceso a agua, arboles o un pequeño charco de barro. Los entrenadores muchas veces privan a los animales de comida y agua para reducir la cantidad de excremento y como forma de entrenamiento.

Se han escapado elefantes de varios circos, provocando grandes daños, lastimando y matando personas. Desde 1990, 18 personas han muerto en Estados Unidos, y 86 resultaron heridas. En 1994, un elefante llamado Myke mató a su entrenador, y escapó por las calles de Honolulu, Hawaii, lastimando a varios espectadores y dañando propiedad privada. La policía terminó dando muerte a Myke frente al público. Otros accidentes han sucedido debido a elefantes que se asustaron con las bocinas de los autos. Existen varios casos de tigres que han matado a sus entrenadores y escapado, atemorizando a comunidades enteras.

Estudios realizados a elefantes de circo, han revelado que muchos están infectados con tuberculosis proveniente de humanos. Estos animales muestran mayores problemas inmunológicos desde que están en contacto con humanos, ya sea durante los comerciales o cuando pasean niños en sus lomos.

Circos divertidos

Existen circos que son divertidos y no promueven el abuso de los animales. Estos circos sin animales ofrecen un maravilloso espectáculo para la familia, llenos de suspenso y entretenimiento, pero más importante, sin sufrimiento animal.
 




   

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=